San José / Costa Rica
Tipo de Cambio
Banco Central
¢ 570.39
Venta
¢ 564.13
Compra
Clima
SJ / Costa Rica
16°C
Sergio Ramírez:Cervantes trajo la lengua y Darío la devolvió renovada
17 de abril del 2018
Leyó por primera vez “El Quijote” a los 14 años

Managua, 17 abr (dpa) – “Si el Quijote trajo a América la lengua castellana, fue el poeta Rubén Darío quien la devolvió años después, renovada”, afirma con certeza el escritor nicaragüense Sergio Ramírez a pocos días de recibir en España el Premio de Literatura Miguel de Cervantes.

“La lengua de Cervantes llegó a Centroamérica con los primeros ejemplares del ‘El Quijote’ y volvió a España renovada, con los primeros ejemplares de ‘Azul’”, dice Ramírez (Masatepe, 1942) en entrevista con dpa en su casa de Managua, antes de viajar a España.

Y es precisamente esa fusión literaria el eje central del discurso que el laureado autor de "Sara" pronunciará el próximo lunes, cuando reciba el máximo galardón de las letras españolas en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, al norte de Madrid.

“La renovación de la lengua castellana pasa por la irrupción de Darío en la península, en ese viaje de ida y vuelta” entre el español nacido en 1547 y el nicaragüense precursor del modernismo, que vino al mundo tres siglos después, añade Ramírez, que hace cinco meses le dio a Centroamérica su primer Cervantes.

Sergio Ramírez leyó por primera vez “El Quijote” a los 14 años, alentado por su madre que era también su profesora de literatura en el colegio. Seis décadas más tarde, lo despertó una llamada desde Madrid para avisarle que había ganado el Premio Cervantes.

Desde ese 16 de noviembre de 2017, su vida se trastocó. Y aunque dice que quejarse “es de mal gusto”, el autor de “Margarita está linda la mar”, premio Alfaguara 1998, revela que tal distinción “trae fatigas y ocupaciones distintas de la escritura”.

“No he vuelto a escribir nada más que mis artículos de prensa desde ese día”, comenta con pesar. Al Cervantes se le sumó la aparición de su más reciente novela, “Ya nadie llora por mí”, que ya presentó en Colombia, Ecuador, Guatemala, El Salvador y Costa Rica, y que le falta presentar en Argentina y México.

Vicepresidente durante la revolución sandinista (1979-1990), Ramírez no siente que el premio literario lo haya cambiado. “Sólo la fatuidad puede cambiar a alguien, decir tomo distancia y no me dejo ver... ese no soy yo”, agrega el escritor, que responde personalmente sus emails y les abre la puerta de su casa a los periodistas.

Jefe de redacción
Luis Mendez