San José / Costa Rica
Tipo de Cambio
Banco Central
¢ 596.81
Venta
¢ 589.80
Compra
Clima
SJ / Costa Rica
20°C
La economía mundial crecerá un 3,1% en 2018 gracias países emergentes, según el Banco Mundial
05 de junio del 2018
Brasil, Rusia, Sudáfrica

MADRID, 5 Jun. 2018 (Europa Press) -

La economía mundial mantendrá un crecimiento "sólido" en 2018, manteniendo el 3,1% que se alcanzó el año pasado, especialmente gracias al empuje de los países emergentes, según ha informado este martes el Banco Mundial en un estudio.

Las economías avanzadas, entre las que el organismo cataloga a la zona euro, Estados Unidos y Japón, crecerán un 2,2% este año, lo que representa una décima menos que el año pasado. No obstante, el dinamismo se ralentizará a corto plazo. El Banco Mundial prevé que el PIB conjunto de estas economías solo crecerá un 2% en 2019 y volverá a bajar hasta el 1,7% en 2020.

Los cálculos del Banco Mundial indican que el crecimiento en las economías avanzadas se verá comprometido "a medida que los bancos centrales eliminen gradualmente los estímulos monetarios".

En cambio, los mercados emergentes y las economías en desarrollo seguirán el camino inverso. Mientras que en 2018 crecerán, en su conjunto, a un ritmo del 4,5%, en 2019 se acelerarán hasta el 4,7%. Y en 2020, a diferencia de las economías avanzadas, mantendrán ese porcentaje.

El grupo de países de Oriente Próximo y el Norte de África, específicamente, mejorará tres décimas su crecimiento en 2019, hasta el 3,3%, principalmente por la recuperación de los precios del petróleo en los últimos meses.

"El sólido crecimiento económico que hemos visto este año podría ayudar a millones de personas a salir de la pobreza, en particular en las economías de rápido crecimiento de Asia Meridional", ha afirmado el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim. No obstante, también ha advertido de que "el crecimiento por sí solo no será suficiente" para abordar la pobreza extrema que hay en otras partes del mundo.

CHINA, A LA BAJA.

Entre los principales países emergentes, Brasil va a encadenar varios años de crecimiento después de que en 2015 y 2016 su PIB cayera un 3,5%. En 2018 crecerá un 2,4%, en 2019, un 2,5% y en 2020 se mantendrá en el 2,4%. Además, dentro de la región, Argentina dejará atrás la inestabilidad y encara crecimiento en 2018, 2019 y 2020 (+1,7%, +1,8% y +2,8%, respectivamente).

Rusia seguirá un camino parecido y se acelerará ligeramente. Si en 2017 creció un 1,5%, en 2018 mantendrá el mismo porcentaje. Y aumentará su velocidad en 2019 y 2020, cuando crecerá, ambos años, un 1,8%.

Sudáfrica también va a mejorar sus cifras. En 2018 crecerá un 1,4%, lo que representa una décima más que el año anterior, pero en 2019 y 2020 seguirá ahondando en su crecimiento, llegando al 1,8% y el 1,9%, respectivamente.

Entre los países que registrarán un mayor variación positiva del PIB, India va a volver a tener un alto nivel de crecimiento, después de que en 2017 se ralentizara hasta el 6,7%. Las estimaciones del Banco Mundial son que llegará al 7,3% en 2018 y mantendrá el 7,5% tanto en 2019 como en 2020.

El repunte de todos estos países va a ser contrarrestado por el menor crecimiento de China, cuya economía se relajará del 6,5% en 2018 al 6,3% en 2019 y el 6,2% en 2020. El Banco Mundial atribuye este comportamiento a que "se atenuará el apoyo normativo y las políticas fiscales se volverán menos flexibles".

RIESGOS MUNDIALES.

El organismo avanza que, entre los riesgos "considerables" que pueden afectar al crecimiento se sitúa la "posibilidad de que surjan episodios de volatilidad desordenada en el mercado financiero", así como la mayor vulnerabilidad de algunas economías en desarrollo y mercados emergentes. Además, ha avisado del efecto "adverso" que provocará la "inclinación en favor del proteccionismo comercial".

"La desaceleración prevista en la demanda mundial de productos básicos podría limitar las perspectivas respecto del precio de estos productos y, por ende, el crecimiento futuro de los países que los exportan", ha subrayado el Banco Mundial.

"El aumento de los niveles de endeudamiento vuelve a los países más vulnerables a la subida de las tasas de interés. Esto pone de relieve la importancia de volver a establecer mecanismos de amortiguación frente a las crisis financieras", ha defendido el director del grupo de análisis de las perspectivas de desarrollo del Banco Mundial, Ayhan Kose.

Jefe de redacción
Julieta Cambronero